TWITTER ANTI-PÁLIDAS

ARCHIVO DEL BLOG

Cuando la mano no te responde

Cuando la mano no te responde

Reinhard Goebel (1952, Siegen Alemania) es un director y violinista, creador de Musica Antiqua Köln. Es uno de los mayores eruditos sobre música barroca, y en particular sobre la música de Johann Sebastian Bach. Comenzó a estudiar violín a los 12 años.

Poco antes de cumplir 38 años, en el año 1990, percibió que algo malo ocurría en los dedos de su mano derecha. “Mis escalas, en lugar de sonar parejas y regulares, comenzaron a tener agujeros”, señaló en una entrevista que le realizara la publicación The Strad en octubre de 2009.

Durante el mes de abril de 1990 logró grabar un disco muy exigente, con las Sonatas del Rosario, de Franz Biber. En mayo, “ya no era capaz de tocar el violín porque mis dedos estaban congelados en el diapasón”. Consultó al médico y le dijo que se trataba de una distonía focal, que no tenía cura. La distonía focal es un trastorno del sistema nervioso central que afecta a un músculo o grupo de músculos en una parte específica del cuerpo causando un contracción o retorcimiento muscular indeseado.

Su primera reacción fue “practicar más”. Lo hacía habitualmente durante ocho horas, y llegó a hacerlo por doce horas al día. Pero no dio resultado. “Me sentaba a la noche en la cama del hotel y me preguntaba ‘¿Mis dedos funcionarán mañana?'”

Frustrado, decidió abandonar la práctica del violín, hasta que una amiga le comentó la historia de Rudolf Kolish (1896-1972, Austria). Cuando era niño y ya estaba tomando clases de violín, Kolish sufrió una accidente en un dedo de su mano diestra y continuó haciéndolo con la mano izquierda. “Ella me sugirió que lo probara, por lo que volví a la escuela de música y practiqué y estudié y toqué con la mano izquierda durante 10 años”.

A pesar de que continuó haciéndolo en un buen nivel, nunca logró tocar el violín con la excelencia que lo hacía antes de su enfermedad. En el año 2000, un médico en Hanover, le recomendó una medicación para el Alzheimer. Funcionó y volvió a tocar con la mano derecha, porque le relajó los músculos, pero tuvo efectos negativos a nivel mental y fisiológico.

Actualmente está abocado principalmente a la dirección. Continua tocando el violín, pero con la mano izquierda.

 

Artículos relacionados: 

Hacer música con lo que nos quede

La lección de Martín

Imagen: Reinhard Goebel (Christina Bleier, www.reinhardgoebel.net)

Comments

2017-02-25T20:48:24+00:00 April 13th, 2016|Categories: Actitud de Mejora Continua, Actitud Positiva, Artículos|0 Comments

Leave A Comment