Share Button

No Mas Palidas - De Buena a Excepcional - Indagacion Apreciativa

En general, hay dos aproximaciones diferentes para lograr cambios organizacionales, transformaciones. Una primera, la más tradicional, consiste en buscar lo que está mal y procurar corregirlo. Se buscan los errores y luego se trabaja sobre ellos para mejorar la performance. Este enfoque está orientado al déficit, a poner las energías en lo que falta, a “volverse normal”, eliminar la desviación negativa del estándar. Se concentra en corregir el mal desempeño, sanándolo. Se parte de la base de que la organización está enferma y que el gerente o el consultor es un doctor cuyo propósito es generar una prescripción médica que “cure” a la organización.

Pero hay una segunda aproximación, la que propone Indagación Apreciativa (IA) . Somos practicantes de IA desde hace casi 10 años y hemos tenido el placer de ayudar a empresas de todos los sectores de actividad en Latinoamérica y en España utilizando esta herramienta.

IA consiste en trabajar sobre lo que hemos hecho mejor, descubrir las fortalezas que explican nuestros picos de efectividad y potenciarlas. Es un enfoque positivo, apreciativo, que lleva a un incremento de la capacidad y a la innovación. Se aborda la construcción de capacidades desde una perspectiva centrada en fortalezas. Las técnicas de IA se concentran en generar las dinámicas que transformarán las organizaciones de “promedio” en “excepcionales”. Se asume que un mínimo de desempeño excepcional ya existe dentro de la organización y lo que hay que hacer es llevarlo a toda la organización y potenciarlo.

Eso no quiere decir que se ignore lo que está mal. Es claro que la técnica de resolución de problemas es necesaria. Pero como dijera Peter Drucker: “Los líderes efectivos se concentran en las oportunidades en vez de los problemas. De los problemas hay que ocuparse, por supuesto (…), pero la resolución de problemas no produce resultados. Evita pérdidas o un daño mayor. Sólo la explotación de oportunidades produce resultados.” (HBR, junio de 2004).

Comments