TWITTER ANTI-PÁLIDAS

ARCHIVO DEL BLOG

EL ORIGEN DE N + P

Home/EL ORIGEN DE N + P
EL ORIGEN DE N + P 2017-02-25T20:48:23+00:00

El contenido de No más pálidas se fue gestando a lo largo de varios años en los que busqué dar forma a la cultura organizacional de los equipos que tuve el honor de dirigir. Después de investigar, estudiar y observar a muchas personas con las que tuve la oportunidad de trabajar, le di forma a una charla en la que resumí las condiciones necesarias para alcanzar las metas cada vez más desafiantes que teníamos por delante o lo que llamamos éxito. Esa charla fue creciendo hasta transformarse en una conferencia, que dictaba rigurosamente una vez por trimestre a todas aquellas nuevas personas que se habían incorporado a la organización. Era parte del programa de inducción. Era una manera de formar esa cultura. A esa reunión le llamábamos el kickoff. La sesión empezaba con esa conferencia y seguía con intervenciones de los demás gerentes, quienes describían cada una de las áreas de la empresa. Recuerdo que les decía que estaban en una empresa de tecnología que cambiaba por minuto y que los gerentes que vendrían a continuación de mi charla les contarían muchas de esas cosas y que tenían que acostumbrarse a los cambios y, más aún, provocarlos. Pero que mi misión era contarles lo que no iba a cambiar: los valores y las actitudes que necesitábamos tener si queríamos tener éxito.

Más adelante fui invitado a exponer sobre este tema en múltiples oportunidades ante distintos públicos empresariales, jóvenes, entre otros. Lo hice tanto en Uruguay como en el exterior.

En 2009 Carlos Pacheco, escritor y periodista, me convencióo de la idea de convertir el contenido de esas charlas en un libro.

Poco tiempo después, se aprobó el proyecto y se constituyó un equipo en Xn Publishing, división de publicaciones de Xn Consultores, para su realización.

El equipo que hizo posible esta publicación estuvo integrado por Carlos Pacheco, Magdalena Ruiz, Fabián Baliño y Diego Blixen.

El reconocimiento especial a Carlos, con quien comencé a trabajar en el año 2002, porque varios años antes de esta idea, se ofreció, a su costo, a escribir un libro con los contenidos de esas charlas porque sentía que eso debía tener más difusión. En ese momento le agradecí y lo archivé.

Extracto del libro “No más pálidas”
Enrique Baliño

Qué es No más pálidas? Y qué no es?

A menudo me preguntan o escucho comentarios sobre No más pálidas que me llevan a escribir esta entrada.

En algún momento me preguntaron: “…esto es como El secreto, no?”, haciendo referencia al libro y película del mismo nombre….u otro comentario: “…no hay que hablar de lo que está mal…”. La respuesta más contundente es, a ambas afirmaciones, no. El único punto de contacto que tiene No más pálidas con El Secreto es la actitud positiva y es en referencia a la formación de una imagen de un futuro deseado, a la visualización de oportunidades. Pero eso es todo.  No se trata de optimismo aprendido. Se trata de entender que las imágenes del futuro definen nuestras acciones del presente. Por eso son tan claves en el destino de las organizaciones y de las personas. En No más pálidas la definición de éxito no es una lista de deseos que se cumplirán por el simple hecho de desearlos o visualizarlos. Se trata de tomar acción.

Tampoco se trata de ver solo lo lindo y ocultar los problemas. Al contrario: se trata de enfrentarlos. De clasificarlos para dejar de quejarse de lo que no se puede y hacerse cargo de todos los temas que están en nuestras manos.

En esencia, de lo que se trata No más pálidas es de liderazgo. Y el instrumento del liderazgo es uno mismo. Se trata de “mejora continua”, de la disciplina y la obsesión por la excelencia – sin provocar parálisis – y del valor humildad. Porque solo se puede mejorar si se es humilde y se reconoce que es “obligatorio” mejorar. Se trata de “responsabilidad” y de la superación de obstáculos que , inevitablemente hay en todo proyecto, para lo cual se necesita perseverancia y resiliencia. Se trata de ser honestos con nosotros mismos y reconocer en nuestro fuero íntimo que somos responsables por nuestros fracasos y que las cosas dependen mucho mas de cada uno de lo que a veces reconocemos.

Y se trata de actitud de equipo. Quizás esta sea la actitud mas difícil de comprender y por ende de “instalar” en cada persona. Actitud de equipo implica, en primera instancia, comprender que no se trata solamente de cada uno ni de organizaciones aisladas de la comunidad. La interconexión es tan compleja que es inevitable aprender a trabajar en equipo.  Y eso requiere que las personas no se crean ni Prima-Donas ni Políticos (en el peor sentido de la palabra). Se trata de dar todo para que el equipo gane. Y eso requiere sacrificio. Se trata de proponer y tomar decisiones con el fin de un bien mayor. Con esta actitud se desarrolla el valor mas importante de un sistema humano: la confianza. Eso es capital social que se construye con el tiempo siendo justos, honestos y competentes.

Quizás el ejemplo mas cercano en el tiempo sea el pueblo japonés que, en una situación límite, nos está dando al mundo una gran lección.