Share Button

No Mas Palidas - Los Jefes y el Desarrollo de las Personas

Los jefes son responsables de lograr los resultados deseados a través de su equipo y de crear el mejor clima organizacional. Las dos cosas. A la vez.

Para eso necesitan crear un equipo de alto desempeño, fijar su rumbo con metas individuales y grupales, desarrollar a cada uno de los individuos y reconocer los logros.

Cuando uno es nombrado jefe (gerente, supervisor, o cualquier otro “título nobiliario” que implique tener gente a cargo), tiene que aprender, al decir de Jack Welch que “ahora se dejó de tratar de usted. Se trata de los demás”. Esos “demás” son las personas que le reportan. Si realmente quiere ser un buen jefe y lograr los resultados, mas vale que le importe su gente. Cada uno de ellos. Usted es responsable por su desarrollo. Usted es su coach personal. Por lo tanto tendrá que identificar fortalezas y debilidades. Tendrá que felicitar, reconocer y corregir, y eventualmente rezongar. Como coach usted es responsable de su desarrollo. Por eso siempre entendí que el mejor coach es el jefe – porque, además de ser su responsabilidad, es el que esta “mirando la jugada”.

Cuando hablamos de desarrollar, muchas veces los jefes cometen el error de trabajar solamente con las debilidades de las personas a su cargo. Es cierto, para estirar capacidades, debemos mejorar algunas áreas que nos son mas difíciles. Sin embargo, los buenos jefes se dedican, mas que nada, a identificar las fortalezas de cada uno de los que trabajan en su equipo. Tratan de asignarles las tareas que mas le gustan y donde pueden realmente ser excelentes.

No quiero que se me malinterprete: no quiero decir que sólo hay que hacer lo que a uno le gusta. En todo trabajo hay partes de él que “tenemos” que hacer de todas maneras. Los buenos jefes les dan desafíos para que sus fortalezas los hagan brillar. Podemos contribuir mucho mejor a la performance global del equipo si jugamos en el lugar que explota nuestras fortalezas. Por eso la frase de Baldano sobre Menotti y Maradona es excelente. Al final de cuentas es como dice Julio Martinez Itté de Xn Consultores: “es mas fácil reconfigurar el trabajo, que reconfigurar la persona”.

Comments