in , ,

Hacer lo que uno ama a pesar de todo

En el sitio web Planeta Running publicaron en el mes de agosto un artículo sobre María Jesús “Maje” Navarro. Su autor, Daniel Sanabria dice “Esta valenciana de 30 años sufre artritis reumatoide, una enfermedad degenerativa y autoinmune que no tiene cura. Su musculatura está contraída y sus articulaciones inflamadas, incluso algo deformadas. Sabe que la situación es irreversible pero ha aprendido a vivir así a costa de sacrificio y voluntad”.

La enfermedad le fue diagnosticada a los 18 años y el médico le indicó que debía abandonar el deporte. Ya no podría hacer lo que amaba: correr carreras de larga distancia. “Tras ocho años en el más absoluto sedentarismo, asimilando que jamás volvería a calzarse unas zapatillas de correr, un día un grupo de amigos de Valencia le invita a salir con ellos a entrenar”, cuenta Sanabria.  “Me entró el pánico porque sabía que no podía, tenía un miedo horrible por mis hinchazones, pero accedí”, dijo Maje Navarro.

Aunque su enfermedad ha ido empeorando y por las mañanas necesita casi una hora para levantarse de la cama, María Jesús rehizo su vida, se casó, tuvo un hijo, y ya corrió cinco carreras de ultrafondo.

“Algunos días tengo unos dolores enormes que casi me impiden ir a trabajar”, contó a Planeta Running, “pero saco fuerzas para hacerlo porque quedarme en casa en el sofá no es la solución más adecuada”.

El artículo completo en Planeta Running se puede leer  en:

http://www.planetarunning.com/populares/maria-jesus-navarro-el-atletismo-como-medicina/

Entrevista en YouTube: 

 

mj navarro

No te pierdas lo mejor de No Más Pálidas

Suscríbete para recibir más contenido Anti-Pálidas a tu inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

What do you think?

17 points
Upvote Downvote

Comments

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Loading…

0

Los cinco atributos de un líder con inteligencia emocional

Cinco frases sobre equivocarse