in , , ,

La escuela de la nube

El debate sobre el futuro de la educación tiene muchos aristas. Sugata Mitra es uno de los principales innovadores en este tema. Mitra nació en India, en 1952, y actualmente es Profesor de Tecnología de la Educación en la Universidad de Newcastle (Reino Unido). 

En una charla brindada en TED en febrero de 2013, titulada “Build a School in the Cloud” (Construyendo una escuela en la nube) y que hoy tiene casi 1,8 millones de visitas, Mitra reflexionó sobre la crisis mundial de los sistemas educativos y narró una historia sobre el impacto de las nuevas tecnologías en la enseñanza a los niños de bajos recursos. Transcribimos parte de la charla en TED.

 

“Solía enseñar cómo escribir programas informáticos en Nueva Delhi, hace 14 años. Y justo al lado de donde yo trabajaba, había un barrio marginal. Y pensaba, ¿cómo narices esos niños aprenderán alguna día a escribir programas informáticos? ¿O no deberían? Al mismo tiempo, muchos padres, gente adinerada con computadoras, me solían decir: Ya sabes, mi hijo, creo que es superdotado, porque hace maravillas con las computadoras. Y mi hija… oh, seguro que es superinteligente. Y así sucesivamente. Así que, de repente, pensé: ¿Cómo es que toda la gente rica tiene tantos niños superdotados? (Risas) ¿Qué hicieron mal las personas de pocos recursos? Hice un agujero en el muro fronterizo entre el barrio marginal y mi oficina y coloqué una computadora empotrada solo para ver lo que sucedía si daba una computadora a los niños que nunca tendrían una, no sabían nada de inglés, no sabían lo que era Internet.

Los niños llegaron corriendo. Estaba a un metro del suelo y dijeron: ‘¿Qué es esto?’

Y dije: ‘Sí, es…, no lo sé’. (Risas)

Dijeron: ‘¿Por qué lo has puesto ahí?’

Y yo: ‘Porque sí’.

Y ellos: ‘¿podemos tocarlo?’ Yo: ‘Si así lo desean’.

Y me fui. Casi ocho horas más tarde, los encontramos navegando y enseñándose entre sí cómo navegar. Así que dije: ‘Bueno, eso es imposible, porque… ¿Cómo es posible? No saben nada’.

Mis colegas dijeron: ‘No, es una solución simple. Seguro que uno de tus estudiantes ha pasado por aquí y les enseñó cómo usar el ratón’.

Y yo: ‘Sí, es posible’.

Así que repetí el experimento. Me fui a casi 500 km de Delhi a un pueblo muy apartado donde las posibilidades de que pasara un ingeniero de software eran muy remotas. (Risas)Repetí allí el experimento. No había lugar para quedarse, así que coloqué mi computadora, me fui, volví un par de meses después, y encontré niños jugando con ella a videojuegos.

Cuando me vieron, dijeron: ‘queremos un procesador más rápido y un ratón mejor’.

(Risas)

Así que dije: ‘¿cómo narices saben todo esto?’

Y me dijeron algo muy interesante. Con voz irritada, dijeron: nos diste una máquina que sólo funciona en inglés, así que tuvimos que enseñarnos inglés para poder usarla’. (Risas)Esa fue la primera vez, como profesor, que escuché la palabra ‘enseñarnos’ dicha tan a la ligera”.

 

Sugata continuó haciendo pruebas. Colocó una computadora que enseñaba cómo mejorar la pronunciación en inglés, e incluso una en la que probó enseñar cómo se replica el ADN. Lo hizo con una computadora puesta en la calle, en inglés, en un lugar donde los niños que solo sabían la lengua tamil. Eligió como escuela de control, para comparar los resultados, a una escuela privada de Kallikuppam, con un profesor capacitado en biotecnología. 

Los resultados de los niños de la computadora al comienzo no fueron muy buenos, pero al cabo de unos meses una niña le dijo: “Bueno, aparte del hecho de que la replicación indebida de la molécula de ADN provoca enfermedades, no hemos entendido nada más”.

Para darles apoyo le pidió a una amiga, de 22 años, que acostumbraba a jugar con esos niños pero que no sabía nada sobre la replicación del ADN, que aplicara “el método de la abuela”. Le explicó de qué se trataba: “Ponte de pie detrás de ellos. Cada vez que hagan algo, solo di ‘bueno, vaya, ¿cómo hicieron eso? ¿Cuál es la siguiente página? Cielos, a su edad yo nunca podría haber hecho eso’. Ya sabes lo que hacen las abuelas”.

Al cabo de dos meses comparó los resultados con los de Kallikuppam, y  los niños de la computadora habían logrado el mismo nivel que los de la escuela privada.

El paso siguiente fue conseguir 200 abuelas voluntarias que se conectaran a Internet y ayudaran a los niños con los estudios usando Skype. Estas abuelas hoy son conocidas como la Nube de Abuelas.

Sobre el final Mitra lanzó su propuesta:

“Mi deseo es ayudar a diseñar un futuro de aprendizaje mediante el apoyo a los niños de todo el mundo aprovechando su asombro y su capacidad de trabajar juntos. Ayúdenme a construir esta escuela. Se va a llamar la Escuela de la Nube. Va a ser una escuela donde los niños se adentrarán a aventuras intelectuales impulsados por las grandes preguntas planteadas por sus mediadores”. 

La conferencia completa de Sugata Mitra en TED se puede escuchar, con subtítulos en español, en http://www.ted.com/talks/sugata_mitra_build_a_school_in_the_cloud.html

También recomendamos la charla que diera Mitra en Uruguay, en diciembre de 2012. Se puede acceder en  http://www.youtube.com/watch?v=SwFFiMN-rgI (con traducción simultánea). 

 

Artículos relacionados:

Alvin Toffler: el sistema educativo está obsoleto

Fundación Logros

 

Imagen: Mitra en Nueva Delhi, con los  niños de la computadora

 sugata-mitra-and-kids1

 

No te pierdas lo mejor de No Más Pálidas

Suscríbete para recibir más contenido Anti-Pálidas a tu inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

What do you think?

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Loading…

0

Educar para la vida

Una historia pequeña