in , , ,

Si el trabajo que hago fuera fácil, no me generaría tanta satisfacción

El pasado domingo 9 de junio, Rafael Nadal se consagró por octava vez campeón de Roland Garros, uno de los torneos de tenis más importantes del mundo.

El libro “Rafa: mi historia” permite conocer de cerca las actitudes de Nadal como deportista y como persona. En algunos momentos también refiere a cómo convive Nadal con el dolor físico que lo acompaña a todas las canchas (tiene una deformación crónica en un hueso del pie y tendinopatía rotuliana en una rodilla).

A continuación ofrecemos algunos extractos del libro. Hay también una cita de Toni Nadal., su tío y entrenador desde la niñez..  

 

“En un partido de tenis, la batalla más encarnizada que libro es con las voces que resuenan dentro de mi cabeza: quieres silenciarlo todo dentro de la mente, eliminarlo todo menos la competición, quieres concentrar cada átomo de tu ser en el punto que estás jugando”.

“Si hay algo de lo que no tengo la menor duda es de que cuanto más entrenas, mejor son tus sensaciones. El tenis más que muchos otros deportes, es un ejercicio mental. El jugador que tiene esas buenas sensaciones casi todos los días, el que consigue aislarse mejor de sus miedos y de los altibajos psicológicos que genera inevitablemente una competición, es el que termina siendo número uno del mundo”.

“La mayor parte del tiempo siento dolor cuando juego, pero creo que eso le ocurre a todos los que se dedican a los deportistas de élite”.

“Mi concentración es buena. Mi aguante también. Aguantar: he ahí la clave. Aguantar físicamente, no rendirme en ningún momento, afrontar todo lo que me salga al paso, no permitir que lo bueno ni lo malo –ni los golpes maestros ni los golpes flojos, ni buena ni la mala suerte- me desvíen de mi camino”.

“Tenía que coger la raqueta con cuatro dedos, mientras el meñique fracturado colgaba, hinchado e inútil. No me lo vendé porque me habría dificultado darle a la bola. Lo peor era cuando tenía que propinar una derecha. Con el revés a dos manos el peso cae más sobre la derecha. Yo jugué con aquel dolor incesante hasta el extremo de que casi lo olvidé. Es cuestión de concentrarse, de borrar todo lo que tienes en la mente excepto el juego”.

“¿Qué significa el miedo a ganar? Significa que, aunque sabes qué golpe tienes que jugar, las piernas y la cabeza no te responden. Los nervios se apoderan de ellas y no puedes esperar, no puedes aguantar”.

“Lo que no es admisible es que las personas que lo han tenido todo en la vida se comporten con grosería con los demás. No; cuanto más arriba estás, más obligación tienes de tratar a la gente con respeto. Habría detestado que mi sobrino se hubiera comportado de otro modo, si hubiera tenido pataletas en la pista, si hubiera sido impertinente con sus oponentes o con toda la gente que estuviese viendo por televisión. O para el caso, ser maleducado con los árbitros o con los fans. Yo siempre digo, y sus padres también, que es más importante ser buena persona que buen jugador” (Toni Nadal).

“Toni, siempre el prudente, era reacio a ampliar la cosa más allá del círculo familiar, pero fue mi padre quien dijo que no, que si nos proponíamos llegar a la cumbre, teníamos que reconocer nuestras limitaciones y conseguir que unos buenos profesionales trabajaran con nosotros”. 

“Lo mejor que puedo hacer por mis padres es ser fiel a los valores que me han inculcado, ser buena gente, porque sé que nada les dolería más o les haría sentirse más traicionados que si fuera mala persona”.

“El tenis es mi pasión, pero también lo veo como un trabajo, como un empleo en el que procuro trabajar bien y con honradez, como si se tratara de la cristalería de mi padre o de la tienda de muebles de mi abuelo”.

“Una lección que he aprendido es que si el trabajo que hago fuera fácil, no me generaría tanta satisfacción. La emoción de ganar es directamente proporcional al esfuerzo que hago por lograrlo”.

 

“Rafa, mi historia”, de Rafael Nadal con John Carlin. Ediciones Urano, octubre de 2011, 352 págs.

 rafa-mi-historia-9788493795467 

 

Artículos relacionados:

La capacidad de resurgir de la adversidad

Lo que le dijo Toni a Rafael Nadal

 

 

No te pierdas lo mejor de No Más Pálidas

Suscríbete para recibir más contenido Anti-Pálidas a tu inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

What do you think?

17 points
Upvote Downvote

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Loading…

0

Tony Pacheco y la búsqueda de la varita mágica

¿Cómo serás dentro de diez años?