in , ,

Si queremos cambiar, cambiemos lo que hacemos

Por Enrique Baliño

Hace unos días vi una película muy interesante. Se trata de Repo Men, una historia de ciencia ficción sobre una sociedad del futuro en la que es muy fácil comprar todo tipo de órganos artificiales (corazón, hígado, riñón, y más) a crédito.

La película se centra en la vida dos amigos, Remy (Jude Law) y Jake (Forest Whitaker) que trabajan como confiscadores de los órganos para la corporación The Union. Al igual que hoy se le confisca el auto a quien no paga su crédito, Remy y Jake le confiscan los órganos artificiales a quienes deben más de tres meses de cuotas. Esto significa, en muchos casos, que la persona morirá al perder el órgano que compró y no pudo pagar. Es un trabajo muy violento y en más de una ocasión Remy o Jake dicen “Y el trabajo es el trabajo”.

Desde el comienzo de la película, Remy se plantea abandonar ese empleo. Está casado, tiene un hijo y quiere cambiar su vida.

En un giro de la película, Remy sufre un accidente y debe colocarse del otro lado del mostrador: comprar a crédito un nuevo corazón y pagar sus altas cuotas todos los meses. Quiere cambiar su vida, ser vendedor, luego escritor, pero no tiene dinero suficiente para pagar las cuotas de su corazón y The Union ordena confiscarle su corazón artificial.

Allí se produce un momento clave de la película, que nos invita a reflexionar sobre nuestro trabajo. Remy teclea en una vieja máquina de escribir: “Un trabajo no es sólo un trabajo. Eres tú mismo. Y si quieres cambiar quién eres, primero debes cambiar lo que haces”. 

El trabajo ocupa una gran parte de nuestras vidas. Lo que hacemos nos define como personas, nos hace ser de una determinada manera. Si queremos cambiar, como dice Remy, cambiemos lo que hacemos.

No te pierdas lo mejor de No Más Pálidas

Suscríbete para recibir más contenido Anti-Pálidas a tu inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

What do you think?

17 points
Upvote Downvote

Comments

Leave a Reply
  1. Enrique, Carlos, como sabrán, soy el Director de Arte de revista En Obra. Algo interesante de alguien hecho desde abajo es Sting, the “Milkman son”, ya que era hijo de un lechero y de origen humilde. El DVD The Police Everyone Stares hecho por el batero muestra cómo al principio, ellos cargaban sus propios equipos e iban por USA a puro pulmón, un ejemplo de perseverancia.
    Les dejo la parte I del DVD, que vale la pena verlo
    http://www.youtube.com/watch?v=xpgNo9fsOtg

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Loading…

0

¿Cómo usarás tus talentos?

El taxista que no se queja