in , , , , , ,

Un Hachazo

Un Hachazo - No Mas Palidas

Hace pocos días nos llegó una carta de un joven, que dirige una empresa. Nos cuenta cómo lo ayudó la lectura del libro “No Más Pálidas”.

 “Estimado Enrique,

 ¡Buen hachazo en la cabeza! Así arranco mi mensaje.

Los uruguayos no somos muy de comentar cuando las cosas están buenas o salen bien, somos más bien criticones. Quiero dar vuelta eso y contarte mi experiencia. En noviembre del 2011 la vi media negra. Desde hace ya unos cuantos años estoy a cargo de una empresa. Disfruto mucho de lo que hago, pero la empresa se había estancado. Arranqué sólo y con un cliente, y ahora somos 8 personas trabajando para varios clientes, pero desde hace 2 años la cosa venia media quieta. Varias veces nos propusimos crecer, pero al llegar a fin de año no lo lográbamos. Los ingresos no aumentaban y en algunas ocasiones perdimos un poco de plata. Por más que me propuse algo distinto, a fines del año pasado, las perspectivas de la empresa eran similares a las de comienzos de año.

Y de golpe ¡apendicitis! Estuve todo el mes de noviembre en mi casa, sin poder moverme, porque tuve una infección.

Apenas me operan, mi novia me regala el libro “No + pálidas”. Sinceramente lo vi y lo menosprecié. Pensé para mí “¿me regala un libro auto ayuda? ” pero por respeto a ella lo empecé a leer para que viera que me gustaba el regalo. Y ahí empezó el cambio, y empecé a leerlo y estaba bueno. Comencé a sentirme identificado y a sorprenderme con algunas cosas, y todo el tiempo estuve haciendo paralelismos con mi trabajo actual, encontrando muchas coincidencias en el acierto, pero más que nada en el error, y ahí vino el hachazo.

Lo más simple del mundo era lo que no veía.

¡¡¿¿Cómo voy a aumentar los ingresos de mi empresa si no hago nada para ello??!!

Hasta ahora la divina gracia del señor no ha hecho crecer a ninguna compañía. Difícilmente me tocará a mi. Y ahí se me abrió la cabeza, comencé realmente a ver las cosas desde otro punto de vista, y desde mi estado de reposo post-operatorio tenía mucho tiempo para reflexionar y leer.

Al reintegrarme, hice una jornada con el equipo de trabajo para que entre todos compartiéramos los proyectos en los que estábamos. No es una empresa grande pero la jornada rindió y fue muy positiva. Y al ver que rindió, tomé eso como cierre positivo del año y al comenzar el 2012 repetí la experiencia pero yo armé una presentación y los reuní en una suerte de desayuno y les dije:

“¡Este año vamos a duplicar los ingresos! ¡Y si ocurre con gusto voy a pagarles más!”.

Silencio sepulcral y algunas risas nerviosas. Estaba hablando de dinero, de objetivos pero al mismo tiempo los estaba comprometiendo a todos, ¡incluido yo! Por toda la oficina pegué papeles en los que dice “Objetivo 2012 duplicar ingresos” y una gráfica que mes a mes muestra el avance de los ingresos porcentualmente con respecto a enero y cómo vamos con respecto al objetivo de llegar al 100%. Al día de hoy, la empresa tuvo un aumento en los ingresos de un 20% y sigue la tendencia. Aparecieron clientes nuevos, aumentó la confianza, se afrontaron desafíos nuevos y nuestro techo está más alto que antes. La gente está motivada, y yo también y los papeles seguirán pegados en la oficina.

Enrique, gracias por el hachazo. Lo necesitaba”.

 

No te pierdas lo mejor de No Más Pálidas

Suscríbete para recibir más contenido Anti-Pálidas a tu inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

What do you think?

17 points
Upvote Downvote

Comments

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Loading…

0
paracaídas

¿Quién Dobló tu Paracaídas Hoy?

Frase Notable No. 17 – Paulo Coelho