Por Eva Sade

En una entrevista a Pilar Sordo, psicóloga chilena, la escuché decir: díganse todos los días, al final del día, tres cosas buenas que les haya sucedido.

Por suerte hay días en que la memoria funciona mejor que otros. Ayer fue uno de esos días, al acostarme, ya con los ojos cerrados, repasé mi día, y bajito, hablando conmigo, me susurré tres hechos que me generaron bienestar. El primero de la lista, fue un encuentro con una niña de 10 años. Salía de pagar una cuenta, cuándo en un murito la veo, estaba llorando. Estaba solita, me senté a su lado y le pregunté qué le pasaba, le pasé el brazo por los hombros, levantó su carita , no habló una palabra, sólo se acercó un poquito más a mí.

Los brazos conocen de muchas tareas, nadar, bailar, pero la más profunda es rodear a una persona con ellos. Los dos seres se acercan, con una proximidad casi milimétrica, si no es la persona que uno quisiera abrazar, tal vez al sentir lo que el abrazo ocasiona en el otro ser, ayude a intentarlo. Al estrechar a la persona entre los brazos, abrir sus manos en la espalda, se transmiten infinitos sentimientos.

Existen los abrazos de júbilo, muchas veces múltiples, ya que se trata de compartir una victoria de un equipo. Los hay fríos, esos que sólo son para la foto. Los que acuden en vez de las palabras, en una  tragedia, consuelan en el sonoro silencio.

Los más codiciados son los abrazos amorosos, y hay quiénes no saben hacerlo, se retraen y en este caso, un milímetro de retirada es un abismo para el afecto. Sería bueno aprender a entregarse por esos eternos y sanadores segundos. Tal vez en ese momento de tanta cercanía, se cierren los ojos y se detiene el mundo por un instante. Los brazos envuelven, sujetan, encarcelan por esas centésimas de minutos, hasta que el movimiento comienza nuevamente.

En los abrazos se encuentra refugio, ternura, calor y seguridad.

Pasaron unos minutos, sin que mediara palabra, levantó su cabeza, las lágrimas ya se le habían secado, asomó una sonrisa en su boca y salió corriendo.

¿Será que con un simple abrazo podemos cambiar un pedacito de una historia?

Artículos relacionados:

Los líderes en la vida cotidiana

Hacen falta más Lourdes

 

Imagen: Un joven del movimiento “Free Hugs” (Abrazos gratis), regalando un abrazo en Hyde Park, Londres, 2007. 

 

Comenta con Facebook

Únete a nuestra lista

Suscríbete para recibir más contenido Anti-Pálidas a tu Inbox (No te preocupes, no enviamos muchos e-mails, y siempre te puedes borrar.)

Gracias por suscribirse.

Algo salió mal.

Join the discussion 4 Comments

  • Rafael dice:

    http://hijosdelossuenos.blogspot.com/2013/03/oxitocina-sal-y-toca-alguien.html

    Emiliya Zhivotovkaya, MAPP ’07, es la fundadora de Flourish, Inc., un sitio a través del cual los usuarios pueden encontrar hallazgos de investigación en el campo de la Psicología Positiva y contribuir a esa base de datos. Biografía completa.

    Sus artículos anteriores en inglés están aquí. Y también puedes encontrar sus otros artículos traducidos al español aquí.

    Traducción: Merche Ovejero

    La oxitocina es un neurotransmisor que actúa como hormona. A menudo se considera que es el factor principal que influye en la regulación de la conducta moral y la confianza. Los estudios están revelando interesantes resultados para el comportamiento y las relaciones humanas. La oxitocina se libera en nuestro cuerpo cuando nos sentimos cómodos y conectados, y le dice al cerebro “todo va bien”. El doctor Paul Zak ha afirmado que el cerebro humano produce oxitocina de forma natural durante el amamantamiento, el orgasmo, los abrazos, las caricias, cuando le
    das la mano a alguien, bailar en pareja, en masajes, el trabajo corporal y mientras se reza.

    Los humanos han evolucionado como criaturas extra-sociables. La oxitocina nos sirve de guía para navegar en un mundo de complejas relaciones sociales recompensándonos el comportamiento social positivo con sentimientos de relajación y alegría. Como descubrieron
    Zak y Thedoridou, la oxitocina motiva una variedad de comportamientos prosociales como la generosidad, la compasión, y el perdón. En otras palabras, su presencia en el cerebro nos
    ayuda a confiar y establecer lazos con extraños.

    Oxitocina y confianza

    Este hallazgo está relacionado con otro estudio dirigido por Zak, en el que se encontró que la oxitocina incrementa la tendencia de la persona a confiar en los demás y darles dinero. En este estudio, se pidió a los participantes dar parte de los 10 $ que les dieron los investigadores. Los investigadores encontraron que los participantes que habían recibido una dosis de oxitocina,
    eran un 80% más generosos que el grupo control. Los participantes en la condición de oxitocina confiaban más en los extraños que se encontraban.

    Oxitocina y relaciones sociales

    Ditzen y sus colaboradores diseñaron un estudio utilizando parejas y encontraron que aquellos tratados con una solución de oxitocina tenían menos niveles de estrés. A las parejas participantes se les pidió que hablaran de un tema estresante y que hubiera causado estrés de manera consistente entre ellos en el pasado. Después, los investigadores midieron la presencia de hormonas del estrés en sus cuerpos. Encontraron que la oxitocina mejoraba la comunicación positiva entre las parejas, y también estaba relacionada con la disminución de la presencia
    de cortisol, una hormona asociada con el estrés y el reflejo huida-lucha. De acuerdo con
    Grewen, las parejas que tienen de manera natural altos niveles de oxitocina, también tienen
    altas puntuaciones en el apoyo de la pareja.

    Aprender sobre la oxitocina me ha hecho darme cuenta de una serie de cosas vinculadas con
    las interacciones con otras personas. Una de mis amigas bromea a menudo sobre mi mal gusto relacionado con los hombres. Cuando estamos juntas y doy mi opinión sobre alguien que es medianamente atractivo, ella siempre me lleva la contraria y me dice lo poco atractiva que le resulta para ella esa persona. También tenemos personalidades muy distintas. Con la gente con
    la que estoy más unida, ella se muestra más reservada. La investigación de Theodoridou y sus colaboradores muestra que los participantes a los que se les da una síntesis de oxitocina tendían a percibir a los demás como más atractivos y confiables que comparados con el grupo control sin dosis de oxitocina. A menudo me pregunto si las diferencias en personalidad y en preferencias a
    la hora de elegir una pareja pueden estar dirigidas por las diferencias en los niveles de oxitocina.

    Oxitocina y memoria

    Uno de mis estudios favoritos sobre la oxitocina es si esta hormona afecta a nuestra capacidad para codificar y recordar. Guastella y sus colegas llevaron a cabo un estudio con voluntarios y el papel de la oxitocina a la hora de identificar caras con expresiones felices, enfadadas o neutras. La investigación previa de Vuilleumier mostró que los seres humanos tenemos un sesgo a la hora de identificar antes caras con expresión emocional negativa más que caras neutras o con expresión positiva, y Surguladze encontró un dramático incremento de estos efectos en población deprimida.

    La investigación de Guastella demostró que la gente que recibe dosis de oxitocina cambiaba esa tendencia y eran más propensos a reconocer y nombrar caras felices. Este resultado muestra que la oxitocina puede impactar en cómo percibimos el mundo y nos puede permitir reconocer y apreciar los pensamientos positivos y las experiencias que normalmente pasan desapercibidas.

    ¿Esto qué significa para nosotros?

    ¿Cómo podemos sacar más partido de la secreción natural de oxitocina y maximizar su liberación en nuestro cuerpo? La oxitocina se encuentra únicamente en mamíferos y necesita estimulación para ser liberada. De acuerdo con Wellsphere, los estudios han revelado que el uso de los medios sociales pueden facilitar la liberación de oxitocina e incluso pensar en la persona a la que queremos y cuidamos profundamente es suficiente para liberar oxitocina.

    Sin embargo, tocar a alguien físicamente estimula la liberación de oxitocina de forma más potente. En una charla en TED, el doctor Zak prescribe al menos 8 abrazos al día para sentirnos más felices y conectados con la gente, así como para enriquecer nuestras relaciones sociales. De acuerdo con Zak, la investigación sobre las relaciones ha mostrado que los niveles altos de oxitocina están asociados con una mejora de la salud cardíaca, especialmente en mujeres. Yendo más allá, después de un abrazo de 20 segundos de duración con la persona que quieres, se puede conseguir un pico en los niveles de oxitocina, así como una disminución de los niveles de presión sanguínea, tasa cardíaca, y los niveles de cortisol. Así que, ¡hazte un favor a ti mismo!-¡Vete a abrazar a alguien!

  • karina dice:

    El abrazo es la forma en la que los corazones de las personas están más cerca.
    Sustituye muchas veces a las palabras.
    Sostienen y contienen. El abrazo sentido transmite palabras, emociones, sostiene, contiene.
    El abrazo más emotivo de mi vida, fue con una amiga que había perdido a su hija.
    No había palabras, solo sentimientos. La abracé, y un shhhh salió de mi boca, como cuando uno mece a un bebe.
    El recuerdo entre ambas es que, en medio del dolor, de la cantidad de amigos acompañando, con miles de palabras de consuelo,llantos y gemidos, ella se acuerda de mi shhhh acompañado del abrazo. Mi corazón estaba muy cerca del de ella, y ella lo sintió. Lo se!

  • karina dice:

    el abrazo es la forma en la que los corazones de las personas estan mas cerca.
    sustituye muchas veces a las palabras.
    sostienen y contienen.el abrazo sentido transmite palabras,emociones y sentimientos.
    el abrazo mas emotivo de mi vida,fue con una amiga que habia perdido a su hija.
    no habia palabras,solo sentimientos.La abrace,y un shhhh salio de mi boca.como cuando uno mece a un bebe.
    El recuerdo entre ambas es,que en medio del dolor,de la cantidad de amigos acompañando,con miles de palabras de consuelo,llantos y gemidos,ella se acuerda de mi shhhh simultaneo al abrazo.mi corazon estaba muy cerca del de ella,y ella lo sintio.Lo se!

Leave a Reply

Abrazos

Send this to a friend