in ,

MotivanteMotivante

Stephen Hawking – Inteligencia y Voluntad

Charis-Tsevis-stephen-hawking
Stephen Hawking por el artista Charis Tsevis

Siempre que doy una conferencia sobre Actitudes y Éxito, hago mención a los dos elementos que distinguen a los seres humanos: inteligencia y voluntad. Y explico que mucha gente piensa, erróneamente, que solo quienes tienen una inteligencia superior son los que alcanzan el éxito”.

Relacionado: Ed Whitlock – No Hay Quién lo Pare

La realidad es otra; hay muchas personas muy inteligentes que no han logrado nada, de hecho, que no han contribuido con casi nada a la humanidad. Sin embargo, quienes sí lo han hecho son personas que tienen una voluntad inquebrantable. Esos son los que hacen los descubrimientos y mueven el mundo.

El caso de Hawking nos puede ayudar a reflexionar aún más sobre estos conceptos. Más allá de todas sus capacidades intelectuales, sin lugar a duda un don maravilloso que lo distinguió significativamente de los demás, Hawking fue un ejemplo de voluntad inquebrantable frente a la terrible enfermedad que se le diagnosticó desde los 20 años.

Sus limitaciones físicas fueron incrementándose con el tiempo y fueron cada vez mas duras. Una parálisis que comenzó en sus extremidades y se fue extendiendo a todo el cuerpo y posteriormente una neumonía que terminó en una traqueotomía con lo cual perdió el habla y solo podía comunicarse a través de un sintetizador.

Esa voluntad, esa capacidad de resiliencia que no reconoce la adversidad sino el desafío y lo encara para pasarle por arriba”, le permitió seguir dando conferencias, escribiendo y ayudándonos a todos a entender un poco más temas que solo están reservados a los científicos. Su pasión por divulgar la ciencia a todos los públicos fue fenomenal. Es increíble que alguien con esas dificultades de comunicación impuestas por su terrible enfermedad dedicara tanta energía a la comunicación y lograra hacerlo con tanto éxito.

Como alguna vez dijo Einstein:

“Hay una fuerza motriz mas poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad” Click to Tweet

Post relacionado: Albert Einstein: La Fuerza Más Grande del Universo es el Amor

Por eso, más allá de su impresionante inteligencia, Hawking fue un ejemplo de voluntad.

No te pierdas lo mejor de No Más Pálidas

Suscríbete para recibir más contenido Anti-Pálidas a tu inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

What do you think?

22 points
Upvote Downvote

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Loading…

0

Alma de Maestro

video: que practicas todos los dias no mas palidas

¿Qué practicas todos los días?