in , ,

Nomaspalidista de toda la vida

Por Fernanda Fontes

Algunos nacen con estrella y otros somos alcanzados por su luz.

A esta altura de mi vida, puedo decir que tuve mucha suerte de que se cruzaran en mi vida, no uno, sino dos seres angelados, que me guiaron con su luz, sin ellos saberlo ni proponérselo. Hay gente que “pasa” por la vida sin dejar “huella” pero por suerte están los que viven su vida de forma intensa y dejan su huella.

Cuando tenía apenas trece años, sentada frente al televisor en blanco y negro escuché una entrevista a un señor muy  verborrágico que de inmediato captó mi atención. En medio de la entrevista dijo esta frase que me impactó, y caló muy profundo en mi mente y en mi corazón.

“Haz solo lo que amas y serás feliz. El que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar. Porque lo que debe ser será y llegará naturalmente. Quién no ame su trabajo, aunque trabaje todos los días será siempre un desocupado “.

Ese señor era Facundo Cabral y a él le debo haber reconocido que quería hacer con mi vida. Cuando llegó la hora de tener agenda, esa frase me acompañó año a año, como guía, recordándome su sentido y su contenido, evitando que me distrajera del camino.

Luego de 22 años de ejercicio de mi vocación de Profesora de Educación Física, puedo asegurar que no existió ni un solo día que haya renegado de tener que ir a trabajar, así que debo agradecer que Facundo Cabral se haya cruzado en mi vida, mostrándome qué era lo importante.

Pero la vida iba a ser generosa una vez más conmigo, porque treinta años más tarde, a mis 43 años me cruzaba con otro ser angelado que por supuesto sin saberlo ni buscarlo, gravitó de igual manera en mi vida y en la de mi familia.

Una mañana de Agosto del año 2010 iba corriendo, escuchando a Ignacio Álvarez en su programa “Las cosas en su sitio”, cuando anunció la entrevista con Enrique Baliño, quien iba a hablar de su libro “No + Pálidas”…El título solo, ya despertó mi curiosidad, y produjo el efecto buscado por los autores: me dejó enganchada. Terminé de escuchar la entrevista y fui a comprarlo. Me lo “devoré” esa misma tarde. Y ahí me cayó una primera ficha: sin saberlo, había sido “NOMASPALIDISTA” toda mi vida.

Compartí cada palabra, cada coma del libro, escrito con un lenguaje sencillo, pero muy gráfico, que lo hacía accesible hasta para la cabeza de una simple pero feliz Profesora de Educación Física. Y me di cuenta que siempre había practicado las cuatro actitudes que a decir de Baliño en su libro eran necesarias para tener logros en cualquier emprendimiento de la vida.

Siempre “trabajé en equipo”, sobre todo cuando fui dueña de mi propio gimnasio, y me ocupé por generar en cada grupo humano que me reportaba el sentimiento de “pertenecer a un proyecto”, y que se sintieran dueños y responsables conmigo. Puse toda mi dedicación para ser una buena profesional y practicar “la mejora continua” en mi trabajo y en el de los otros. Nos capacitábamos continuamente, íbamos a las convenciones de fitness de Brasil y Argentina, y yo aproveché cada viaje al Norte para conocer lo último que surgía. Había que “aggiornarse”, porque si no se corría el riesgo de quedar desactualizado. “Transformamos nuestro trabajo” prácticamente a diario. No me permití repetir los mismos ejercicios en una clase, porque si se hace esto se esquematizan dos o tres clases a la semana y luego se repiten. El grupo humano con el que trabajé entendió mi punto: había que ponerse en el lugar del alumno para ofrecerle lo mejor.

Por supuesto no había cabida para los “nega-esféricos”, ni para los “pálido-esféricos”, ni para los “quejoso-esféricos”. Era condición vital no llevar “pálidas” al gimnasio. Todos sabíamos que debiíamos dejar afuera la “mochila” con los problemas. Nosotros debíamos contener a nuestros alumnos, y no a la inversa. A un gimnasio se va a vibrar alto, en positivo, se liberan endorfinas….y no “pálidas”.

Leer el libro me dejó gratamente sorprendida: me permitió confirmar que mi intuición había sido buena consejera. El libro no solo me dio la tranquilidad de saber que había hecho bien mi tarea, sino que me inspiró de diferentes maneras, disparó ideas en mi cabeza y me impulsó a  la acción, y una de las cosas más importantes para mí: me ayudó a hallar la respuesta que mi padre estaba esperando. Me había propuesto que me integrara a la empresa familiar y le diera una mano a mis hermanos.

La respuesta que le di a mi padre combinó “NMP” con “Xn Consultores”. Para mí, lo que la empresa necesitaba, era una reorganización, y fue así que con mi familia tuvimos el gusto de conocer a Baliño y el equipo de Xn. Mis hermanos compartieron junto a Baliño y Santiago Machado uno de sus Talleres Abiertos, quedando impactados por la capacidad y el “saber hacer” del autor del libro.

Ahora, si bien No + Pálidas nace de una charla que Baliño daba periódicamente en IBM (y que sigue dando hoy) yo entiendo, y es mi humilde observación, que NMP es un libro que va más allá de lo empresarila y deja enseñanzas aplicables a cualquier orden, ámbito, y contexto de la vida. Es más, yo trato a diario de aplicarlo con mis hijos, le explico a Guillermina de siete años que debe ser responsable, con las actividades que encara en la escuela y fuera de la escuela, con Gastón de tres años y medio, juntamos  los juguetes y al terminar “chocamos los cinco” celebrando por el buen trabajo de equipo que hicimos, entonces para mí tiene doble mérito.

Me alegra saber que ellos, siendo tan pequeños, me han sacado ventaja, porque yo me encontré con “No + Pálidas” a mis 43 años y me hubiera encantado haber tenido desde niña el conocimiento de esta filosofía de las 4 actitudes que hay que tener en la vida para lograr el éxito en lo que nos propongamos alcanzar.

Así que ahí me cayó una segunda ficha, porque  no tengo dudas de que es “una cultura” que debería ser materia obligatoria en los centros de enseñanza, porque revolucionaría los “chips” mentales de nuestros niños, los futuros adultos.

Yo ya lo aplico. Nuestra tarea ahora es compartir y contagiar hasta que “No + pálidas” sea declarado epidemia nacional y mundial ¿por qué no?

 

Imagen: Lanzamiento del libro No + Pálidas, junio de 2010. 

IPresentación Libro No Más Pálidas

 

Artículos relacionados:

Un hachazo

La lección de Martín

 

No te pierdas lo mejor de No Más Pálidas

Suscríbete para recibir más contenido Anti-Pálidas a tu inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

What do you think?

17 points
Upvote Downvote

Comments

Leave a Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Loading…

0

Michael Jordan y el trabajo en equipo

No es mi trabajo