in ,

¡¡Se Puede!!

¡¡Se Puede!! | 

Autor: Guillermo Spinelli

 

La historia que presentaremos a continuación, no tiene que ver con el mundo empresarial, es una simple historia personal, de una persona llamada Gonzalo.

Gonzalo es un niño de 11 años, y fue diagnosticado con Diabetes Tipo 1 cuando tenía 2 años. Para los que desconocen esta enfermedad, brevemente les comento que por una causa aún hoy desconocida (generalmente ocurren en personas menores de 30 años), en determinado momento el cuerpo destruye las células beta del páncreas que son las que generan la insulina. A partir de ese momento, el paciente tiene que comenzar con un tratamiento de control regular de la glicemia y de inyecciones de insulina. Con un correcto tratamiento, buena alimentación y una educación constante en diabetes, el paciente puede tener una vida 100% normal.

Personalmente, “descubrimos” el libro de “No + Pálidas”, hace unos 3 años, y cuando lo leíamos veíamos reflejadas esas 4 actitudes en cómo enfrentamos este tema, y en particular cómo lo tomó y enfrentó Gonzalo desde el primer día.

Eso nos llevó a escribir esta historia, fundamentalmente para que sirva como ejemplo para otros que pasen por esta situación, para saber que SE PUEDE.

Durante estos años, hemos visto de cerca muchas otras historias, en las cuales, lamentablemente los niños (por distintos motivos) no practicaban una vida normal, no hacían deportes por temor, y no tenían un tratamiento ni controles adecuados a su enfermedad.

Cuando repasamos conceptos del libro, claramente cuando hablamos de éxito en este tema, es el éxito del día a día en el tratamiento, en los controles de glicemia, en poder tener una vida normal, y esto se logra todos los días con las acciones, con nuestras actitudes y comportamientos. “El éxito es un viaje, no un destino”

Para que tengan una idea del tratamiento, Gonzalo se realiza unos 10 controles de glicemia diarios y unas 8 inyecciones de insulina.

Sumado a la diabetes, Gonzalo además es celíaco, por lo cual no puede ingerir nada con gluten. Y esto fue a partir de los 3 años. Imaginen un niño de 3 años con estos 2 “detalles”.

Cuando generalmente uno cuenta este tema a otra persona, la primer respuesta es: “pobre”, o “pa, se tiene que pinchar tantas veces??”, o “se tiene que pinchar para siempre?

”NO + Pálidas” please!!….hay otras cosas más importantes en la vida que realmente son las que nos hacen felices.

Gonzalo parece que hubiera leído este libro, porque desde un primer momento afrontó todo con mucha RESPONSABILIDAD, consciente de la situación, siempre se hizo los controles y se ha inyectado la insulina de la misma forma que todos nos lavamos los dientes cada día. Además el tema de la condición celíaca, hace que su dieta alimenticia se restrinja a alimentos “habilitados” (o sea, sin gluten), por lo cual por ejemplo siempre se lleva su “vianda” a los cumpleaños escolares, o a los campamentos, pero lo más importante es como enfrenta c/u de estas situaciones, con ACTITUD POSITIVA, pensando que como niño lo más importante es ir a un cumpleaños a divertirse, a jugar, y no importa si no puede comer algunas comidas, lo más importante es jugar con sus amigos. Con esa misma ACTITUD POSITIVA, y sabiendo lo importante que es hacer deporte para la diabetes, Gonzalo practica habitualmente muchos deportes con actuaciones destacadas en la mayoría. Pensar que vimos niños cuyos padres no los dejaban jugar al futbol por tener diabetes! Gonzalo practica futbol, natación, basquetbol, y también participa de alguna carrera de calle compitiendo con mayores (en la última carrera de este fin de semana, para mayores de 15 años, Gonzalo con 11 años quedó en el puesto 23 entre 1.800 participantes).

Cuando pensamos en la ACTITUD DE EQUIPO, sin duda este tema es fundamental, porque Gonzalo sólo no hubiera podido enfrentar este tema. A partir del momento que se le diagnosticó la condición celíaca, en nuestro hogar (formado por los padres y sus dos hermanos), cocinamos todo sin gluten. Además, el apoyo que hemos recibido del grupo interdisciplinario (endocrinólogos, nutricionistas, psicólogos, etc.) así como de nuestra familia, amigos, personal escolar, personal del club, etc. ha sido fundamental en todo momento, sin todos ellos no hubiera sido posible enfrentar este tema y poder llevar una vida 100% normal.

Y la INNOVACIÓN, en este tema también es muy importante, por suerte la ciencia avanza día a día, y el tratamiento que Gonzalo recibe hoy es muy superior al que existía hace 10 años, y seguramente sea muy inferior al que tendrá en los próximos 10. Por eso es fundamental estar siempre informado y capacitado en los nuevos tipos de insulina, nuevos tratamientos, etc.

Esperemos que esta historia aporte a todos, no sólo a los que tienen Diabetes Tipo 1, sino a que todas las personas sepan que SE PUEDE, no importa lo que tengamos o lo que nos haya sucedido, si nos proponemos algo con estas 4 actitudes para el éxito seguramente lo logremos.

No te pierdas lo mejor de No Más Pálidas

Suscríbete para recibir más contenido Anti-Pálidas a tu inbox.

Thank you for subscribing.

Something went wrong.

What do you think?

Comments

Leave a Reply
  1. FELICITACIONES!!! Es muy valorable vuestro testimonio de vida. Es en lo personal la actitud que compartimos y que estamos más que convencidos de ella y que nos hemos trazado como familia para acompañar el camino de nuestra hija EMA de 7 años con DT1 desde los 4. ¡ARRIBA QUE SE PUEDE!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Loading…

0
Concurso - Historias de No Mas Palidas

Concurso No + Pálidas – Fallo del Jurado y Votación de los lectores

Sentirnos Culpables: Un Privilegio